Este sitio contiene cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación. Al usar este servicio, usted consiente este uso. Continuar Descubra más

Encuentre su AdBlue® más cercano

Outlets AdBlue® para camiones

 

Información sobre AdBlue®


¿Qué es AdBlue®?

En pocas palabras, AdBlue® es una solución que contiene un 32,5% de urea en agua desionizada y necesaria en muchos vehículos comerciales que circulan por las carreteras de Europa. AdBlue® es fundamental para el correcto funcionamiento del avanzado sistema tecnológico de control de la contaminación instalado en el tubo de escape y conocido como Reducción Catalítica Selectiva (SCR). A diferencia del diésel, AdBlue® es una solución limpia y no tóxica, que se puede manejar con seguridad y no daña al medio ambiente. AdBlue® no es un combustible ni un aditivo para el combustible.  

AdBlue® es una solución de alta calidad que ha sido creada cumpliendo los criterios de las DIN 70070 e ISO 22241 normas.

¿Quién nececita AdBlue®?

Hoy en día, AdBlue® es necesario para la mayoría de los vehículos diésel industriales (camiones, autobuses, autocares) comprados después de octubre 2006.  

Para cumplir con los límites de emisión en vehículos, establecidos por las normas Euro IV y Euro V, los principales productores europeos de camiones, en mayor o menor medida, ofrecen vehículos equipados con SCR. Sin embargo, MAN y Scania se han centrado en una tecnología alternativa llamada EGR (recirculación de gases de escape), que no necesita del uso de AdBlue®, ambos productores han equipado la mayoría de las gamas de sus distintos modelos según esta medida.  

Es importante asegurar que los vehículos estén provistos de AdBlue®, ya que un sistema de vigilancia a bordo impondrá una limitación a la fuerza del motor si el tanque de AdBlue® está vacío. Esto se hace para garantizar que las emisiones de NOx de los vehículos permanecen por debajo del límite legal.

¿Qué es SCR?

SCR, o Reducción Catalítica Selectiva, es una tecnología de control de las emisiones empleada por primera vez en centrales eléctricas propulsadas por carbón con el objetivo de limpiar los óxidos de nitrógeno (NOx) de los gases de escape. En 2006, la tecnología se introdujo con éxito en el mercado europeo de los vehículos diésel industriales, y permitió que los camiones pudieran cumplir con los límites establecidos en las normas Euro IV y Euro V.

Un sistema SCR utiliza AdBlue® junto con un catalizador de vanadio o de metal común montado en el silenciador del vehículo para reducir los óxidos de nitrógeno convirtiéndolos en vapor de agua y nitrógeno atmosférico. Esta reacción se produce más allá del motor, en el sistema de escape, y es conocida como "after-treatment". A diferencia de la tecnología EGR alternativa, defendida por MAN y Scania - SCR aborda el problema fuera del motor y tiene el potencial de alcanzar un porcentaje de reducción del NOx superior al 80%, permitiendo que el motor se ponga a punto para obtener su máxima eficiencia. Tener el motor a punto para alcanzar su máxima eficiencia permite un ahorro en combustible estimado entre el 3-5%, proporcionando a los usuarios de los vehículos la oportunidad de ahorrar gran cantidad de dinero en sus facturas anuales de combustible.

¿Qué son las normas Euro IV y Euro V?

La Comisión Europea establece los límites de las emisiones contaminantes nocivas, incluyendo NOx y partículas en suspensión, mediante sus normas Euro IV y Euro V. La normativa es vinculante y limita las emisiones de todos los vehículos de más de 3,5 toneladas y que hayan sido registrados después de la fecha de su entrada en vigor. Euro IV entró en vigor en octubre de 2006 y está vigente en la actualidad para todos los nuevos registros que se produzcan dentro de la Unión Europea. Euro V entrará en vigor en octubre de 2009.

Selective Catalytic Reduction

Selective Catalytic Reduction

Urea en AdBlue® (1) desprende amoniaco (3 - NH3) en el gas caliente y este amoniaco reacciona con óxido de nitrógeno (2 - NO and NO2en el convertidor catalítico para formar inofensivo nitrógeno (4 - N2) y vapor de agua (5 - H20).

 


¿Dónde puedo comprar AdBlue®?


¿Dónde puedo comprar AdBlue®?

Los transportistas pueden comprar AdBlue® en la carretera en áreas de parada de camiones, estaciones de servicio o concesionarios del fabricante. También es posible concertar una entrega de AdBlue® directamente en los almacenes del transportista. Puede usar FindAdBlue.com para encontrar el punto de suministro más cercano en el que adquirir AdBlue® así como información sobre la entrega de AdBlue® en su almacén. FindAdBlue.com contiene información sobre más de 10,000 puntos de suministro de AdBlue® en toda Europa.  

Aunque el precio de AdBlue® es más bajo cuando se compra en grandes cantidades en el almacén, este método puede incurrir en altos costes de instalación y equipamiento. De hecho, algunos usuarios prefieren la comodidad de rellenar el tanque de AdBlue® en carretera. Así, la acción de rellenar el tanque de AdBlue® está a menudo relacionada con la estrategia de los transportistas referente a repostar diésel.  

AdBlue® es usado por el sistema SCR a un ritmo equivalente al 5% del consumo de diésel, en la actualidad su precio por litro es inferior a la mitad del precio del diésel.

¿Puedo crear mi propio AdBlue®?

No. AdBlue® es una solución química de gran pureza, elaborada siguiendo estrictas especificaciones y distribuida a través de una segura cadena de distribución. Se desaconseja totalmente intentar crear su propia solución con un 32,5% de urea a partir de un fertilizante con calidad de urea y agua, purificada o de cualquier otro modo.

Recuerde - usar una solución de urea que no cumpla con las normas DIN/ISO probablemente provocará un daño en el catalizador, ¡lo que invalidará la garantía del vehículo!

Almacenamiento y manejo

Resulta esencial asegurar la pureza de AdBlue® a través de la cadena de suministro y en el momento en el que se almacena en el almacén. Por lo tanto, es crucial que AdBlue® se transporte y almacene de manera que cumpla con las CEFIC directrices al respecto. Cuando se almacene en el depósito, es importante que AdBlue® no sea vertido desde los IBCs o contenedores graneleros a bidones más pequeños ya que los catalizadores SCR son sensibles a muchos contaminantes - especialmente iones minerales - y pueden sufrir daños irreversibles. Si el daño es consecuencia de un manejo indebido de AdBlue®, es probable que la garantía del vehículo sea invalidada.  

AdBlue® es sensible, hasta cierto punto, a las temperaturas extremas, tanto frías como calientes. La solución se congelará si su temperatura baja de -11°C, y su contenido en urea puede descender si se almacena a temperaturas superiores a los 30°C. Sin embargo, AdBlue® no se ve dañado por el proceso de congelación y, una vez descongelado, mantendrá su concentración y calidad. En zonas en las que las temperaturas superan con frecuencia los 30°C (Grecia, España, etc.) es necesario asegurarse de que la solución no se almacene en contacto directo con la luz del sol.  

Los propios camiones, así como las instalaciones con mayores equipamientos, están provistos de varios componentes térmicos para minimizar el problema de AdBlue® congelado.


Métodos de suministro en carretera

Bidones

Bidones

Los bidones están disponibles en más de 5.000 estaciones de servicio, almacenes de proveedores y concesionarios de fabricantes repartidos por toda Europa. Generalmente, este tipo de suministro se usa en situaciones de emergencia, además debido a su reducido tamaño hay un recargo en el coste. Los tamaños disponibles son: 5L, 10L y 18L.

Surtidores

Surtidores

El número de surtidores que suministran AdBlue®, por litro, está en constante crecimiento en toda Europa. En efecto, siguiendo un periodo de inversiones por parte de la industria petrolera, algunas áreas de parada de camiones han instalado surtidores AdBlue® en todas las isletas de diésel, por lo que ahora es posible repostar con AdBlue® al mismo tiempo que llenamos el depósito con diésel.

Métodos de suministro en almacén

IBC

IBC

Intermediate Bulk Containers (IBCs) son métodos estandarizados de almacenamiento y transporte de líquidos usados en la industria química. Los IBCs contienen 1.000 litros de AdBlue® y su precio es más competitivo en comparación con los métodos de suministro en carretera. Además, los IBCs no requieren de instalación permanente, y son en la actualidad una de las opciones con mayor aceptación en el sector del transporte.

Mini bulk

Mini bulk

Un sistema "mini-bulk" requiere una instalación fija en el almacén del transportista. Normalmente estos sistemas tienen una capacidad comprendida entre 4.000 y 7.000 litros y necesitan ser repostados de manera regular por parte de un productor de AdBlue®. Debido a la cantidad de AdBlue® que se compra, el coste por litro es bajo comparado con otros métodos. Sin embargo, el equipamiento es caro y requiere instalación y mantenimiento.

Directorio


Proveedores de AdBlue® para su almacén


¡DESCARGUE LA APP AHORA!

FindAdBlue App para coches está disponible en el App Store and Play Store